Paso 3:

Donación de células madre por sangre periférica o por médula ósea.

Ahora sí viene lo importante: la donación.

Existen dos métodos de donación de células madre: por sangre o por médula ósea. El médico tomará la decisión sobre cuál método sería el más conveniente según las características del paciente (por ejemplo, su edad, estado físico, padecimiento, etc).

Sin embargo, el método de donación más común (77% de los casos) es el de sangre periférica.

La donación por médula ósea

Es un procedimiento quirúrgico ambulatorio que se lleva a cabo en la sala de operaciones de un hospital. Mientras el donador se encuentra anestesiado, los médicos extraen médula ósea de la parte posterior del hueso pélvico.

Después de la donación, los donadores pueden sentir un poco de dolor en la parte inferior de la espalda. Los donadores por lo general regresan a su rutina normal después de 2 a 7 días.

La donación por sangre periférica:

Es un procedimiento no quirúrgico ambulatorio llamado aféresis. El donador recibe el medicamento durante 5 días antes de la donación para aumentar la cantidad de células madre en el torrente sanguíneo. Estas células luego se extraen por una máquina.

Los donadores pueden tener dolor de cabeza o muscular que desaparece poco después de la donación, y por lo general regresan a su rutina normal después de 1 a 2 días.